La Cámara de Comercio de Sabadell hace públicas sus propuestas para la reactivación económica y empresarial

13 de abril de 2020 Noticias

El Presidente de la Cámara de Comercio de Sabadell, Ramon Alberich, ha comunicado un conjunto de propuestas de reactivación y medidas económicas y empresariales a considerar para el regreso a la actividad. 

Propuestas para los protocolos de reactivación

  • Organizar el retorno es fundamental para acelerar el proceso de recuperación de la actividad en las organizaciones.
  • Con la publicación del RD 13/2020 del 7 de abril (disposición final primera), es explicita la responsabilidad del empresario y el empleador en caso de contagio en la empresa, ya que con la modificación del RD 6/2020 del 10 de marzo se considerarán los contagios a la empresa como accidentes laborales ordinarios.
  • En la vuelta a la 'normalidad' el virus seguirá activo, lo estará hasta que la gran mayoría de la población (por encima del 75%) esté inmunizada, o no se disponga de una vacuna.
  • Hay que considerar que aproximadamente un 30% de las personas que se infectan, sufren la COVID19 de forma asintomática, un 55% presenta síntomas leves o moderados unos 6 días.
  • Consecuentemente, al finalizar el estado de alarma tendremos que volver a trabajar extremando todas las precauciones para evitar contagios, y asegurar que los nuevos brotes de contagios sean inmediatamente detectados.
  • La dificultad está en cómo detectar el contagio y donde se produce, o cuál es la persona que lo produce.
  • Es necesario iniciar un regreso escalonado y selectivo al trabajo.
  • Imprescindible mantener las personas en teletrabajo mientras no termine la pandemia.
  • Solamente gracias a una minimización de la movilidad y de la interacción entre las personas, (confinamiento) y una mayor conciencia social sobre la gravedad de la situación se podrá reducir el tiempo de duración de la pandemia.
  • Desarrollar planes individualizados basados en un Plan general comunicado por la Administración con nuevos protocolos sanitarios y laborales.
  • Adaptar de forma ágil este Plan en los diferentes escenarios de evolución del virus. La actualización debería semanal.
  • Planes que van más allá de las requeridas medidas de higiene, prevención y adaptación de los espacios de trabajo y convivencia, (comida, descanso).
  • Formación y capacitación a todos los niveles de las organizaciones, especialmente de los gestores para superar los retos de gestión de recursos humanos y materiales de las organizaciones.
Medidas de apoyo al tejido económico
  • Identificar las empresas y autónomos vulnerables.
  • Reforzar protocolos sanitarios y los servicios de apoyo de las emergencias.
  • Establecer mecanismos y alianzas para poder efectuar semanalmente test rápidos al 100% de la población laboral para identificar a los trabajadores que ya han pasado la enfermedad, y también para descartar o confirmar lo antes posible a las personas que lo están incubando.
  • Implementar una red de distribución de material de protección (EPIs) que llegue a todo el tejido económico de Cataluña. Creación de packs de seguridad individualizados para cada trabajador según las actividades (por CNAE). Generar una red de puntos de distribución a las empresas y comercios, por ejemplo, a través de las farmacias, las empresas de suministro industrial y otras especializadas.
  • Impulsar la implementación de tecnologías de conexión remota, con medidas de apoyo financiero a estas inversiones (adquisición de ordenadores y software para teletrabajo).
  • Adecuar y revisar la movilidad en los polígonos industriales y zonas comerciales para facilitar el acceso de las personas y para evitar las aglomeraciones en las horas punta.
  • Completar con carácter de urgencia la red de fibra óptica y garantizar el acceso universal de alta velocidad en todas las empresas para facilitar el teletrabajo.
  • Hacer programas de formación y de concienciación sobre comportamiento saludable ante el coronavirus.
  • Mantener la obligación de desplazarse al trabajo en solitario. Garantizar en el transporte público una densidad máxima de personas que permita practicar la distancia de seguridad.
Medidas a implantar en las empresas
  • Potenciar el teletrabajo en todos los ámbitos posibles de las empresas.
  • Implantar el control de temperatura de forma sistemática y diaria a la llegada al lugar de trabajo.
  • Aplicar cuestionarios de sintomatología a las personas con temperatura alta.
  • Crear turnos de trabajo con períodos de descanso de mínimo 6 días de confinamiento (periodo de incubación y evidencia de nuevos contagios) para todas aquellas personas que no hayan sido anteriormente infectados y hayan sufrido la COVID19.
  • Rehacer todas las evaluaciones de riesgos, actualizándolas considerando los riesgos derivados del coronavirus. Las sociedades de prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud tienen un papel capital.
  • Reforzar los equipos de seguridad laboral.
  • Formar a los delgados de prevención de las empresas con las nuevas circunstancias del COVID19.
  • Identificar los EPIs (Equipos de protección individual) adecuados a la nueva situación y para cada puesto de trabajo.
  • Garantizar la disponibilidad de los EPIs.
  • Crear protocolos de higiene y comportamiento seguro. Hacer difusión y formación al personal.
  • Asegurar la utilización de los EPIs en todo momento. Obligar a utilizarlos en su caso.
  • Rediseñar los espacios para alcanzar y garantizar las distancias de protección requeridas.
  • Eliminar la manipulación de mecanismos de apertura de puertas y teclados de uso común (mantener las puertas abiertas), pasamanos en escaleras, dispositivos de control de presencia, ...
  • Reducir la coincidencia de personas y densidad en los espacios comunes, como vestuarios, salas de reuniones, de descanso y comedores. Hacer turnos de acceso a estos espacios, en su caso.
  • Escalar los horarios de entrada y de salida del trabajo para evitar la coincidencia de personas y densidad de estas en los espacios comunes, como vestuarios o zonas de acceso.
  • Reforzar la higiene y desinfección periódica de las instalaciones y recursos productivos.
  • Evaluar los riesgos en la interacción con personas ajenas a la empresa (clientes, proveedores o visitas) y los espacios de encuentro y reunión (recepciones, salas). Considerar la movilidad y evitar la coincidencia y las aglomeraciones de personas.
Llegir notícia en català

© 2017 30Virtual. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Aviso legal.