Presentado el Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2019-20

25 de junio de 2020 Noticias

El Observatorio del Emprendimiento de España (RED GEM España) ha presentado el Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2019-20 con la última información sobre el ecosistema emprendedor español. Elaborado por más de 180 investigadores de todo el país con datos obtenidos a partir de 23.100 encuestas a la población de entre 18 y 64 años y entrevistas a expertos nacionales, este informe recoge las principales características de la dinámica emprendedora en España.

Antes de la crisis del año 2008, en España se animaban 8 de cada 100 personas a lanzar un negocio. Según datos de 2019 del Informe GEM España, en la etapa preCOVID-19 eran 6 de cada 100 personas quienes habían creado una empresa. La etapa postCOVID-19 genera incertidumbre, pero las personas emprendedoras continuarán siendo imprescindibles al igual que lo han sido tras la crisis del año 2008 durante esta última década. La motivación principal de la mayoría de las personas emprendedoras continúa siendo “generar riqueza o unos ingresos elevados” (59,5 %), pero en la fase preCOVID-19, se observa que 4 de cada 10 personas emprendedoras manifestaba haber creado su negocio para “ganarse la vida, debido a que el trabajo escaseaba” en este momento. En general, el perfil de quien emprende es el de una persona de edad cercana a los 40 años, con estudios universitarios y alto nivel de renta (tercio superior). Cabe destacar que en esta última década, se ha avanzado mucho en la disminución de la brecha de género. Los datos de 2019 indican que a día de hoy, por cada varón emprendedor hay una mujer emprendedora.

En este último lustro, en comparación con las cifras del año 2015, el porcentaje de nuevas empresas en el sector de la transformación (manufactura) ha pasado del 15 % al 20 %. Igualmente, el porcentaje en el sector de servicios a empresas ha alcanzado casi un 35 %, en comparación al 30 % del año 2015. Cerca de nueve de cada diez empresas cuentan con menos de cinco empleados, pero el porcentaje de nuevas empresas (trayectoria de 3-4 años) que emplea a más de 5 personas ha aumentado de un 4,6 % a un 13 % durante este último lustro. Algunas empresas han llegado a crear sus propias empresas spin-off.

A la vista de los datos de 2019 sobre el emprendimiento corporativo, la actividad [intra] emprendedora española (un 1,7 % de las personas consultadas estaba implicada en una actividad de spin-off) continuaba posicionándose por debajo de la media de los países del grupo UE28 (4,8 %) y del grupo de países con un alto nivel de ingresos (4,2 %).

El grado de apertura a mercados exteriores de las empresas recién creadas sigue siendo muy modesto. El porcentaje de nuevos negocios españoles en fase inicial que factura más de un 25 % en mercados extranjeros es un 7 %. Esta cifra es notablemente inferior a la media de los países europeos (18,8 %), y a la media de las economías de altos ingresos (16 %). Si bien es cierto que puede considerarse arriesgado penetrar en mercados internacionales, tampoco es menos cierto que las oportunidades para emprender no las tenemos cerca. Toda oportunidad, conlleva riesgo. En este sentido, los cierres de negocio se han mantenido en torno a un 2 % del total de la población adulta de la sociedad española (donde se incluyen a las personas emprendedoras y no emprendedoras).

Los resultados que arroja el presente informe guardan relación con las percepciones que la sociedad española tiene acerca del emprendimiento y su relevancia para el desarrollo personal del país. Solamente el 36 % de la población española considera que hay buenas oportunidades de negocio, un dato muy por debajo de la media de los países vecinos de España, que se sitúa en un 52 %. Igualmente, en lo que se refiere al miedo al fracaso empresarial, más de la mitad de la población española lo percibe como un importante obstáculo para emprender (concretamente un 55 %), cifra superior a la media europea que no supera el
43 %.

Los expertos consultados sobre las condiciones del entorno para emprender en España coinciden en las principales recomendaciones para mejorar el ecosistema emprendedor: (I) diseñar políticas gubernamentales que reduzcan las trabas administrativas y revisen la legislación fiscal que incentive la actividad emprendedora; (II) apostar por fórmulas públicas/privadas de financiación en las diversas etapas del proceso emprendedor; y (III) fortalecer los valores/competencias de los emprendedores en los programas formativos impartidos en los diversos niveles educativos. (descargar informe)

Llegir notícia en català


© 2017 30Virtual. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Aviso legal.