El modelo de ejes y polaridades en la Región de Barcelona

8 de septiembre de 2020 Noticias

Manel Larrosa, Arquitecto y urbanista miembro de FEMvallès

Una metrópoli de coronas se forma con un único sol – el astro rey- y planetas menores mientras que una metrópolis de ejes es como un árbol con ramas que sostiene una copa frondosa. La región de Barcelona ha de definir por qué modelo opta. Esta no es una decisión sin contexto, ya que el sistema urbano de su región y el de Cataluña son bastante complejos y alejados de un simple símil planetario. Cataluña es, más bien, como un sistema biológico hecho de órganos especializados, unos paisajes regionales humanizados que son a la vez economías. Dentro de la región de Barcelona una metrópolis de ejes definiría proyectos a gran escala, hechos por saltos, y no sólo se entendería por el incremento de la mancha de aceite central, tal como estamos acostumbrados. Una mancha de aceite con voluntad de amurallarse como hace hoy la AMB para que no se escape afuera nada valioso.

Los proyectos de la metrópolis de ejes son propios de la región de Barcelona, pero en el límite, se ampliarían con más ejes hasta abarcar toda la dimensión catalana. Como proyectos no son inercias ni simples continuidades, sino todo lo contrario, formulaciones de salto y nuevas identidades. Por ejemplo, el Maresme, la bisagra entre Barcelona y la Costa Brava, debería ser la continuación del 22@ de Poblenou, desarrollado sobre una estructura lineal que es la costa, el ferrocarril y la autopista, con centralidades en Mataró y más allá. Significaría una irradiación y explosión de Barcelona.

Martorell, nudo del país y sede de la Seat, debería ser objeto de especial cuidado. Es tan importante como el delta con el puerto y el aeropuerto, sólo que la visión por coronas lo ignora por completo. Formación, investigación, feria ... han de situar este espacio como un núcleo de escala catalana y las comunicaciones lo favorecen: AP7, A2, R4, R5 y R6.

La metrópoli de ejes conllevaría también un mayor equilibrio dentro del Vallès, por ejemplo reforzando Granollers como sede universitaria, hoy concentrada en la UAB y la UPC en el Occidental. Se situaría al pie de la estación de la línea R2 de Cercanías, donde es posible un campus urbano. Otras polaridades en el Oriental estarían alrededor de Circuito de Montmeló y Mollet, los viejos espacios industriales entre el núcleo, la R2 y la autovía C33.

Una estrategia regional plantearía estos nodos ensartados en ejes de comunicaciones y sistemas urbanos, entendiendo toda la economía que hay en estos espacios. Y por eso habría que mirar a los viejos espacios industriales, para añadir nueva vida en núcleos antiguos, por ejemplo aportando nueva significación a los viejos centros de Terrassa y Sabadell. En el caso de Sabadell hay seis kilómetros de río industrial, el Ripoll, un lugar inmerso dentro de un potente espacio natural. Si éste no se convierte en un proyecto regional, no alcanzará nunca la escala que sólo ésta podría aportarle, porque el escenario local siempre será insuficiente. La especialización urbana regional es la clave general, también en Terrassa (UPC, Leitat ...) y en todos los escenarios antiguos, porque no se trata de una lucha liberal descarnada, en la que sólo puedan sobresalir los espacios de la economía global más competitiva.

Todos los grandes ejes que llegan a Barcelona son ejes de país, aunque por movilidad pensamos que salen de Barcelona hacia el país. Sólo un eje le es tangencial, el del corredor prelitoral que pasa por la parte vallesana de Collserola. Esta es la columna vertebral del país con la que la capital debería relacionarse mucho mejor. Los servicios regionales ferroviarios que irán desde Lleida y la Aldea hasta Figueres deben hacer parada detrás Barcelona, el Vallès, y los barceloneses lo deben tener bien cercano con el esperado nuevo túnel de FGC en el Vallès.

Todas las polaridades regionales, nuevas y antiguas, presuponen una estrategia económica productiva avanzada. Hay base empresarial en cada polo, a reforzar con actuación pública. Este no es otra cosa que un planteamiento win-win entre Barcelona y su región.

Sobre FEMvallès: iniciativa promovida por Cecot, el Consell Intersectorial d’Empresaris de Sabadell i Comarca (CIESC), la Unió Empresarial Intersectorial Cercle d’Empresaris (UEI) y Via Vallès. Posteriormente se han adherido otras entidades como Associació d’Empresaris de Castellbisbal, Baricentro, Cambra de Comerç de Terrassa, CCOO Vallès Occidental i la Catalunya Central, CCOO Vallès Oriental, Maresme i Osona, Cerdanyola Empresarial, Circuit de Barcelona-Catalunya, Col·legi d’Aparelladors, Arquitectes Tècnics i Enginyers de Barcelona (delegaciones del Vallès Oriental y Occidental), Col·legi d’Arquitectes de Catalunya (Delegación del Vallès), Col·legi d’Enginyers Industrials de Catalunya (Delegación del Vallès), Sant Cugat Empresarial, Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y UGT Vallès Oriental i Vallès Occidental.

Llegir notícia en català

Noticias relacionadas

© 2017 30Virtual. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Aviso legal.