El Consejo Rector del Sincrotrón ALBA aprueba iniciar el proceso de renovación de sus instalaciones para dar el salto a la 4ª generación

24 de diciembre de 2020 Noticias

El Consejo Rector del Sincrotró ALBA ha dado luz verde para que comiencen los trabajos del proyecto ALBA II, un ambicioso programa que transformará ALBA en un sincrotrón de 4ª generación con la renovación de su acelerador e instrumentación y la construcción de nuevas líneas de luz.

En estos momentos, se está produciendo una gran evolución tecnológica en todo el mundo en el ámbito de los sincrotrones, con nuevas soluciones en el diseño y construcción de los aceleradores, en el desarrollo de los detectores de rayos X y en la gestión de los datos experimentales.

Por ello, se ha aprobado que en 2021 se realice el pre-diseño de ALBA II, lo que servirá para definir los parámetros y la financiación necesaria. Una vez el Consejo Rector decida aprobar la reforma, será económicamente muy eficiente ya que prevé mantener toda la infraestructura existente y la mayor parte de las estructuras del acelerador y de las líneas experimentales, obteniendo una gran infraestructura científica de última generación con un coste de inversión reducido, que se calcula será la mitad de lo que costó la construcción y funcionamiento de ALBA en sus primeros 8 años. El proyecto ALBA II supone un incremento marginal respecto al necesario para operar y mantener la actual infraestructura durante una década.

El diseño y la construcción del proyecto ALBA II se realizaría entre el 2021 y el 2028, manteniendo la operación actual del Sincrotrón ALBA. Entre 2029 y 2030 tendrá lugar una parada técnica para instalar y probar los nuevos componentes, reiniciando la actividad de investigación en 2031.

ALBA II seguirá arrojando luz a los retos actuales de la ciencia en ámbitos como la salud, el cambio climático o la energía. Sus nuevas capacidades permitirán ir un paso más allá a la comunidad científica e industrial y entender aún mejor fenómenos complejos como los procesos de infección de virus, así como la búsqueda de fármacos para vacunas o tratamientos. También tendrá un papel clave en el desarrollo de la agricultura sostenible y la preservación del medio ambiente, apoyando la búsqueda de nuevos fertilizantes, sistemas de suministro de agua o la detección de residuos como metales pesados o nanoplásticos. Su impacto en el desarrollo de los materiales para el almacenamiento, conversión y transporte de energía será fundamental.

Desde su inauguración en 2010, el Sincrotrón ALBA se ha consolidado como una herramienta excepcional para la ciencia en España y a nivel internacional, con la realización de más de 1.500 experimentos publicados en más de 1.300 artículos de revistas especializadas. ALBA II supone un salto adelante con el objetivo de seguir situado al primer nivel de la ciencia, tecnología e innovación. (ver nota de prensa

Llegir notícia en català

© 2017 30Virtual. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Aviso legal.