PIMEC presenta el informe "Demografía de la pyme industrial manufacturera catalana 1999-2019"

8 de octubre de 2021 Noticias

El año 2019 el stock empresarial manufacturero catalán contaba con 22.055 empresas, 12.248 menos que en 1999 (-36%); y con 398.602 empleados, 140.932 menos que en 1999 (-26%). Así se desprende de los informes PIMEC presentados hoy en rueda de prensa por el secretario general de la entidad, Josep Ginesta, y el director del Observatorio de PIMEC, Modest Guinjoan , bajo el título 'Demografía de la pyme industrial manufacturera catalana 1999-2019' (INFORME 8/2021 y INFORME 9/2021).

La patronal constata que a pesar de esta pérdida de industria manufacturera, hay indicadores que demuestran que Cataluña todavía es una economía de base industrial en el contexto europeo y también en el español: la manufactura, con un 16,4% del VAB, representa entre 4 y 6 puntos porcentuales de VAB más que en España.

Concretamente, la producción manufacturera real los años 2018 y 2019 (prescindimos del excepcional 2020) fue similar a la de los años de bonanza (2000- 2007), después de que la crisis (2008 hasta 2013) castigara severamente el sector. De hecho, el número de empresas manufactureras en Cataluña entre 2008 y 2019 cayó un 14,8%; y en el conjunto del Estado, un 23,5%.

Además, hay que tener en cuenta que en los países tradicionalmente industriales, el sector manufacturero tiene tendencia a perder peso relativo en beneficio de los servicios. El fenómeno responde tanto a los cambios de preferencias en el consumo como la aparición de nuevos países competidores. Sin embargo, la producción industrial real mundial crece a una tasa anual acumulativa del 2,2%. Este dinamismo se ha producido con movimientos entre protagonistas, situándose Asia, especialmente China, como líder manufacturero.

En este sentido, el secretario general de PIMEC ha señalado que "es evidente que se ha producido un desindustrialización en términos de número de empresas y de los ocupados en la manufactura, especialmente en pymes, pero en cambio, la producción industrial en términos reales se sitúa en los últimos años en niveles algo por debajo de los mejores años de principios de siglo ". Ante esto, ha defendido que "hay que potenciar la industria manufacturera, allanando el camino para recuperar ese peso y protagonismo que tuvo en otros tiempos". El factor esperanzador del volumen aún relevante que aporta al VAB, la tradición y cultura industrial, la capacidad de innovación y resiliencia, de automatizar procesos, que explican el incremento de la productividad a pesar de la pérdida de tejido productivo, son factores que permiten afrontar el futuro en positivo si son aprovechados en el corto plazo.

Hay muchas formas de apoyar y vale la pena dedicar esfuerzos en beneficio del progreso económico y social. Concretamente, el secretario general se refirió a la necesidad de potenciar el Pacto Nacional para la Industria para generar los consensos a todos los niveles, el cual ha definido como "un pacto de país, transversal, que debe ser cobijado por todos, con mirada larga y considerando todos los elementos que hacen la industria competitiva, y que son tanto el favorecer la actividad industrial, como educativos, energéticos, de infraestructuras, y que abarcan todas las administraciones ". "O nos creemos todos, desde todos los ámbitos y responsabilidades, desde todas las administraciones, que queremos una Cataluña industrial, o Cataluña acabará no siendo industrial", apuntó Ginesta. También ha señalado los Fondos NGUE y los Fondos REACT-UE como una oportunidad para la reindustrialización del país.

Por su parte, Modest Guinjoan ha destacado en el resumen ejecutivo que la reducción de empresas y de trabajadores en el periodo 1999-2019 ha sido más acusada en micro y pequeñas empresas, que en medianas y grandes empresas. Por actividades, el químico y el alimentario han sido los sectores con mejores registros de empresas y trabajadores. Y finalmente, que la desindustrialización en términos de empresas y ocupados se ha producido al mismo tiempo que la producción industrial caía mucho menos, hasta el punto de que al final del periodo era similar al de los primeros años. En este sentido, el gran crecimiento de la productividad del trabajo en la manufactura y el surgimiento con fuerza de los servicios a las empresas pueden ayudar a explicar una parte de la evolución registrada.

Llegir noticia en català 


© 2017 30Virtual. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Aviso legal.