Opinión "Comunicación empresarial: PANTONE (y los daltónicos qué?)”

4 de noviembre de 2021 Noticias

Aunque no lo parezca, los profesionales del sector gráfico (y de otros también) pensamos en la atención a la diversidad. No todos tenemos las mismas capacidades sensoriales. No todos tenemos el mismo nivel de comprensión. Incluso nosotros mismos hacemos distintas lecturas de la información recibida, en función de la etapa en que vivimos, etc. Nuestro deber es conectar “el producto/servicio” a la usuaria/o.

Un ejemplo: El porcentaje de daltónicos en la población mundial es de aproximadamente un 8% de la población masculina y un 0,5% entre las mujeres.

En el mundo de la comunicación visual existen muchos códigos. Son útiles para captar nuestra atención sobre el mensaje. Colores, intensidades, formas, tamaños, espacios, relieves, vacíos, reiteraciones, indianas, sombras, iluminaciones, .... 

Para no dejar a nadie atrás, empleamos reiteraciones de mensaje con códigos distintos.

Una muestra clara son los semáforos. La información de parar, el color rojo, está en la parte superior. En cambio, el de abajo es siempre el verde y nos permite el paso. Para los peatones es el mismo  y además la imagen iluminada es de una persona andando o quieta en función de la acción permitida.
Si un daltónico no puede distinguir algún color, no pasa nada si se ha tenido en cuenta que el código es siempre el mismo: una “forma”, y “una disposición” también ayudará a entender el concepto diferenciador de la imagen. Nuestro cerebro es capaz de procesar todo esto y mucho más, antes de que seamos conscientes de ello.

Y como hay menos personas que sufren “hipoestesia” (disminución patológica de la sensibilidad táctil) que “daltonismo”, recomiendo que para tener una experiencia de “comunicación empresarial” completa, se usen elementos físicos.

¡Ahora TOCA!

Toni Valero Steinke
Director
520 Serveis Gràfics, S.L.

Llegir article en català  

© 2017 30Virtual. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Aviso legal.